Timos a domicilio

Hay delincuentes que hacen su agosto en pleno verano cuando las víctimas se marchan de vacaciones. Otros sin embargo hacen su agosto cuando empiezan a descender las temperaturas. Hablamos de los falsos revisores del gas, la luz o el contador de agua.

Sin ir más lejos el pasado la Policía Nacional detuvo en Madrid dos hombres que simulaban ser revisores de contadores de agua para robar en los domicilios de sus víctimas, personas mayores que vivían solas, algunas incluso con problemas de movilidad.

¿Cómo se las apañaban los estafadores para conseguir su objetivo?

El “modus operandi” consistía en que uno de los detenidos se hacía pasar por revisor del contador de agua para entrar en la casa de la víctima. En ese mismo momento, su compinche se encargaba de sustraer dinero o joyas aprovechando que las víctimas dejaban la puerta entreabierta para que, en caso de que necesitasen ayuda, pudiesen escucharle y entrar los vecinos. Posteriormente, el supuesto revisor abandonaba las viviendas sin entregar ninguna factura del trabajo realizado y sin que la víctima se percatase de la presencia del segundo individuo, hasta que echaba en falta diferentes efectos o veía las habitaciones revueltas.

Consejos para evitar ser víctima de timos

Desde Racalarm queremos evitar que seas víctima de estos fraudes. Si te encuentras con una o varias personas en la puerta de tu casa y no sabes si se trata de una revisión real o falsa, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Exige la acreditación del revisor o instalador y mantén la puerta cerrada hasta que se identifiquen plenamente. Los operarios deben disponer de una identificación.

  • En los casos de revisión del gas debes saber que para el butano dicha revisión es obligatoria cada cinco años y nadie puede imponer una antes de ese plazo, salvo modificaciones en las instalaciones. Además generalmente la compañía con la que se tiene contratado el suministro llama al usuario con anterioridad para avisar.

  • En caso de duda, llama a la empresa suministradora del servicio, pero nunca utilizando los números de teléfono aportados por los propios operarios.

  • Recuerda, desconfianza racional ante las personas que llaman a tu puerta, ante la duda, no la abras nunca.

Fuente: Policía Nacional

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click