Si estás pensando en instalar un sistema de videovigilancia en tu empresa o negocio o ya dispones de cámaras de videovigilancia, ya sea con motivos de seguridad o como control de presencia de empleados, será necesario adecuar la instalación de videocámaras a la Ley Orgánica de Protección de Datos. Es indiferente la actividad a la que nos dediquemos.

Inscripción del fichero

Como hemos visto en artículos anteriores, toda empresa que recoja datos de carácter personal de personas físicas tiene una serie de obligaciones para cumplir la Ley de Protección de Datos. En el caso particular de la videovigilancia, la utilización de sistemas de vigilancia mediante videocámaras puede dar lugar a la creación de ficheros. Comencemos por el principio:

¿Qué es un fichero?

Según la AEPD un fichero es todo conjunto organizado de datos de carácter personal, que permita el acceso a los datos con arreglo a criterios determinados, cualquiera que fuere la forma o modalidad de su creación, almacenamiento, organización y acceso.

Por ejemplo, si se utiliza un sistema conectado a un ordenador que almacena las imágenes en un disco duro, o en cualquier otro soporte informático, y permite localizarlas atendiendo a criterios como el día y/u hora de grabación, el cruce de imágenes, el lugar físico registrado etc.

¿Qué sucede si hay algún tipo de grabación?

Si existe algún tipo de grabación y el sistema de videovigilancia genera un fichero, el responsable deberá notificarlo previamente a la Agencia Española de Protección de Datos, para su inscripción en el Registro General de la misma.

En caso de tratarse de ficheros de titularidad pública deberá procederse primero a su creación mediante disposición de carácter general publicada en el correspondiente diario oficial conforme a lo establecido en el artículo 20 LOPD para posteriormente proceder a su inscripción.

La utilización de sistemas de videovigilancia que se limiten a una mera reproducción o emisión de imágenes en tiempo real, sin ser grabadas ni almacenadas, no exigirá la notificación de la creación de ficheros ni, por tanto, su notificación a la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Por ejemplo, los cerrados de televisión controlados mediante visualización en pantalla.

Por tanto, no resulta necesario inscribirlos. Sin embargo, esto no exime del cumplimiento del resto de deberes establecido por la LOPD y la Instrucción 1/2006 que se detallan en esta Guía.

¿Tienes alguna duda? Contáctanos y consulta lassoluciones de seguridad que mejor se adapten a las necesidades de tu negocio o empresa y protege con Racalarm lo que más te importa.

Fuente: Agencia Española de Protección de Datos

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click