Hoy vamos a hablar de los distintos procedimientos de verificación de saltos de alarmas que recoge la Ley de Seguridad Privada. Cuando se produce una alarma, las centrales deben proceder de inmediato a su verificación, comunicando seguidamente a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado las alarmas reales producidas, evitando de este modo, los avisos por falsa alarma a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

¿Sabes cuántas formas de verificación de alarmas existen actualmente?

  1. Verificación secuencial: Para considerar válidamente verificada una alarma por este método técnico, han de activarse, de forma sucesiva, tres o más señales en tres zonas diferentes, en un intervalo no superior a 30 minutos.

  2. Video verificación: El proceso de verificación mediante video sólo puede comenzar cuando la señal de alarma haya sido visualizada por el operador de la central de alarmas. Iniciada la verificación, el sistema debe registrar un mínimo de una imagen del momento exacto de la alarma y dos imágenes posteriores a ella. Aunque otras empresas lo utilicen como argumento comercial para vender su producto, es aconsejable tener un sistema de videovigilancia para facilitar la verificación de imágenes, pero no es obligatorio por ley.

  3. Verificación personal: Disparo de una alarma seguido de verificación personal por parte del servicio de custodia de llaves y acuda.

Desde Racalarm queremos puntualizar que, aunque solo se dispare un sensor, el cliente siempre va a estar informado sobre cualquier incidencia que se produzca, solo que estos tres criterios mencionados anteriormente van a ser determinantes a la hora de contactar con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

¿Tienes alguna duda?

Escríbenos a social@racalarm.com y nuestro equipo se pondrá en contacto contigo para solventar las cuestiones planteadas.

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click