En nuestro primer post sobre los modus operandi más frecuentes en robos, comenzamos una serie de artículos sobre las artimañas más frecuentes de las que se valen los amigos de lo ajeno para conseguir sus objetivos, según ha advertido Red Azul, el Plan Integral de Colaboración entre la Policía Nacional y la Seguridad Privada,

Hoy seguimos desvelando los métodos más frecuentes utilizados por los ladrones en sus robos. Prestad atención:

Abrazo cariñoso o hurto agradecido

Una o varias personas se acercan su objetivo, generalmente una persona de avanzada edad y que llevan visible algún objeto de gran valor, de manera cariñosa comienzan a tocar a la persona y dando diferentes excusas para intentar ganarse su confianza. Al marcharse del lugar es cuando la víctima se percatan de la sustracción.

Otro método muy utilizado consiste en que varias personas, generalmente un hombre y varias mujeres, estacionan el vehículo para solicitar una información sobre un centro de salud, clínica, hospital, etc. y mientras la víctima facilita las explicaciones, las mujeres aprovechan para sustraer las joyas.

Este modus es utilizado por grupo de delincuentes itinerantes que se desplazan por toda la geografía española, dificultado así la persecución policial.

Sordomudo

Un individuo simula ser sordomudo y con la ayuda de un cartel pidiendo ayuda económica, distrae a la victima para sustraerle el teléfono móvil o cualquier otro objeto de valor. Del mismo modo se introducen en comercios simulando hacer alguna compra dejando olvidado algún bolso en el interior del establecimiento.

Una vez que el comerciante se percata de esto, sale en busca del sordomudo para devolverle el bolso, procediendo este a agradecérselo por medio de gestos, aprovechando otra persona para acceder al establecimiento y sustraer generalmente el dinero de la caja.

También se utiliza este método en las terrazas de bares y restaurantes. El autor se aproxima con la excusa de solicitar una ayuda para una asociación de discapacitados inexistente portando una carpeta o folios que colocan sobres móviles o carteras que la víctima ha dejado a la vista. Al ser rechazados, recogen también los objetos que quedan ocultos por los papeles que ellos mismos han colocado.

Beso sueño

Consiste en aprovechar un descuido de la víctima para introducir en su consumición algún tipo de sustancia para que pierda la consciencia durante un espacio de tiempo variable. Durante ese intervalo, los ladrones aprovechan para robarle los objetos de valor que porta o que se encuentran en su domicilio, etc.

Rata de hotel

Se trata de personas que se introducen en los hoteles como si fueran clientes, y sin que el personal del establecimiento hotelero se percate, aprovechan para robar en habitaciones, consignas o cualquier otro lugar a su alcance. Igualmente se ha detectado que en ocasiones son los propios empleados de los hoteles los que aprovechan su condición para sustraer objetos de valor de las habitaciones o instalaciones del local.

Aparcamiento en centro comercial

Existen grupos organizados especializados en la comisión de hurtos en aparcamientos de grandes superficies comerciales. Mientras uno distrae a la víctima, que habitualmente está a punto de salir del aparcamiento con su coche tras guardar su compra, otro entra en el vehículo y aprovecha para hacerse con los objetos que se encuentran en su interior, como el bolso, la compra, etc. Un tercero, les espera en un automóvil para facilitar la huída.

Habitualmente eligen a extranjeros porque, en la mayor parte de los casos, éstos no denuncian haber sido víctima de un delito.

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click